Derrocado

Exiliado de mi mente,
expulsado de mi alma,
ante la muerte propia,
como impedimento queda,
aquesta imagen tuya,
celosamente guardada,
por mi apesumbrado corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario