Amor perdido. Adrián Cuervo Martín. Hab. II

Ardiente eran tus ojos.

Durante la luz de primavera.

Roja era tu llama.

Inolvidable tu melena.

Ánforas guardan tu antiguo rostro.

Nunca más volverás a ser bella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario