Al borde de la muerte. Miguel Ángel Betancor Díaz. Gran Canaria.

Al borde de la muerte.


En ese oscuro acantilado,

Sentado en una de sus orillas,

Me sentía muy desafortunado,

Pensando en sus cosquillas.

 

Miraba hacia al horizonte y no veía nada,

Solo se escuchaba el bramar de las olas,

Rompiendo monstruosamente

Contra las montañas.

 

Muchas veces,

La besaba y me creía un vampiro,

Y ahora pienso,

Por qué de este acantilado no me tiro.

 

Sentado en esta piedra,

Los zapatos me quito,

Pienso en ella por última vez,

                              Un suspiro más, salto y me tiro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario