La luz de sus ojos. Roberto Gómez Mendoza Gran Canaria

Un día triste, yo enamorado,

Buscaba felicidad a la sombra de la noche,

No la ví, solo recordaba la luz de tus ojos,

Desesperado, corrí hacia el horizonte,

En busca de un sueño.

Un sueño que era tenerte conmigo,otra vez.

Tras las noches en vela,

Cada día me era imposible acercarme a ti.

Te imaginaba cada mañana,al despertar en mi cama.

Que bien me sentía al verte a mi lado.

Otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario