Poema. José Daniel Pérez Sosa.

La amada

Eres la dueña del invierno,
la reina del castillo de hielo,
también eres mi señora, pues
se me ha clavado tu esquirla de hielo,
en lo más profundo de mi corazón.
Los arreos de mi trineo,
se han enredado en los patines del tuyo,
así , mi trineo va inexorable tras de ti,
cuanto más nos acerquemos a tu reino,
más se extenderá el frio en mi corazón.
¿Qué puedo hacer?
no puedo dejar que el frio me embargue ,
no quiero que se derrita la esquirla,
pues no creo que merezca perderla,
no quiero ser un hombre sin mi amada.
El precio que me pides es demasiado alto,
no puedo pagarte tanto,
te daría mi amor y sinceridad,
pero no te puedo dar mi libertad.
prometiste estar siempre a mi lado,
prometiste decirme siempre yo te amo,
prometiste darme siempre la mano, y
prometiste que al despertar,
sería  mi nombre, lo primero en pronunciar.
Me siento como
un piano sin pianista,
una flauta sin flautista,
porque soy, un hombre sin su amada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario