Poema. Lourdes Espino Fernández

Te quiero, lo sé.
Hay un millón de razones que me llenan el alma 
y me confirman que es verdad. 
Miles de motivos para pensar que no me equivoco, 
y que no lo puedo evitar.  
Porque tu sonrisa me llena el corazón, 
porque tu voz me endulza el alma, 
porque tus ojos derriten mis sentimientos, 
porque no puedo dejar de pensar en ti. 
Porque no me alcanzan las horas del día 
para mostrarte cuánto te necesito, cuánto te quiero.
Porque no pensé que existía una cajita de sorpresas 
que podía sacar de mí: 
las más locas travesuras y
los más puros sentimientos 
Sé que te quiero, que no lo estoy inventando. 
Que lo siento desde lo más profundo de mi alma. 
Aunque viva día y noche en un mundo paralelo, 
lleno de magias e ilusiones. 
En un mundo creado solo para ti y para mí. 
Por eso estoy segura de que te necesito para ser feliz. 
Que necesito la ternura de tus ojos 
y la dulzura de tus palabras. 
Te necesito a ti, como eres, sin barreras ni candados, 
Te quiero sin ningún miedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario