Poema. Meritxell Mendoza. Gran Canaria.

Si supieras cuánto te soñé
cuánto te he buscado,
pensar que en tus sueños estaré
aunque me sienta asustado.

Esa mirada que tanto deseo
de tus ojos expresivos
ese momento que anhelo
de ver tu cuerpo junto al mío.

Las horas se hacen eternas
en estos tristes lugares
pero sacaré fuerzas
de donde las encontrare.

Nunca es tarde para darme cuenta
que en una noche oscura y lluviosa
tu amor podría llamar a mi puerta
 esa, esa sería la más hermosa.

El sol de nuevo en mi vida saldría
esa mañana, el regalo más grande
en cualquier habitación el amor rebosaría
porque para mí eres lo más importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario