Poema. MARIANITA. Yanett Naranjo Martín.


 
 

MARIANITA

 

Cuando Marianita vió

que su gallo no cantaba,

de regocijo lloraba

y una pluma le arrancó.

 

Todo gallo que se encuentre

" pasiando" en la carretera,

tiene Marianita orden

de guisarlo en la cazuela.

 

 


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario