Noche de olvido. Beatriz Hernández Rodríguez

De roja teñida
andaba mi alma
con la mirada perdida
fruto de tu poca calma.

Días y días pasé
hasta que al fin te olvidé.
Noches oscuras
y dulces lagunas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario