Soledad moribunda. Felisa Vanessa Pérez Peña.

La soledad se poseía de mí ser
encontrándome perdida en medio del atardecer.
Mi esperanza se empezaba a perder
de algún día volverte a ver,
yo no sabía qué hacer
pues mi cuerpo paralizado quedó,
mi mente mil vueltas dio
sin llegar a ninguna conclusión.
Pues mi cuerpo y mi cabeza mal se sintió
y sin percatarme mi cuerpo desvaneció,
 mi alma entonces me abandonó.
Dejando mi cuerpo solo y sin amor
tan solo con un pañuelo con tu olor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario